Casa Oskia restaurante

Siempre se agradece volver a la cocina de la abuela, a esa sopa que deja hilos de pescado en la cuchara, a esa ensalada de hojas frescas malpartidas, a las carnes sabrosas anonimas, a los postres caseros por vocación.

"Ya no quedan restaurantes"

CASA OSKIA
#Errotz