Restaurante Mixtura

Muchos de vosotros ya lo advertías ayer, y solo puedo suscribir vuestras palabras.

Un restaurante de principio a fin.
Con un trato maravilloso.
Con mimo en cada detalle.
Con amplitud entre sus mesas.
Con musica.
Con luz natural.

Pudimos apreciar una persona para recibirnos, una persona para guiarnos en la carta y servirnos, dos y tres personas en cocina, un camarero, y un responsable únicamente para la comunicación entre el comensal y la cocina.

Un derroche brutal de atención personalizada y formada, más bien de un Madrid, o un Barcelona, y no de un Pamplona, y no estamos hablando de un local de 100 € el plato, donde el precio es la carta de presentación.

"Un soplo de aire fresco"...por fin!

Mientras esperaba a mi compañero, me gustó como un camarero, no solo te atiende, sino que orgulloso te explica la filosofía del restaurante y lo que vas a comer, sintiéndose parte el proyecto, empatizando en cada segundo de espera.

La palabra Nikkei, define la cocina que elaboran los emigrantes japoneses utilizando productos autóctonos del país donde residen.

Fue la cocina peruana la que más huella dejó en esta fusión, y la que más se enriquece con la influencia japonesa.

Restaurante Mixtura se presenta con una carta y 3 menús:

1-Escapada nikkei
27,50€ (IVA incluído)
*Incluye agua, vino Mixtura blanco o tinto, servicio de pan y mantequilla de miso..
(Menú de lunes a viernes mediodía)

2-Sakura maru
39,90€ (IVA incluído)
*Incluye agua, vino Mixtura blanco o tinto, servicio de pan y mantequilla de miso..

3-Experiencia sabores de ultramar
Menú de fin de semana, viernes noche y festivos)
39,90€ (IVA incluido)
*Incluye agua, vino Mixtura blanco o tinto, servicio de pan y mantequilla de miso.

En estas fotos podéis apreciar el menú escapada Nikkei.

Una cocina muy ligera con unos toques muy sutiles, que te deja con ganas de probar mucho más.

No puedo reseñar ningún plato porque todos tienen su personalidad y sorprenden.

En los vinos del menu, garnacha de Viña zorzal, embotellada para Mixtura, qué tanto en blanco como en tinto está sensacional, acompañado todos los platos.

Os invito a que cada vez nos acostumbremos más, y no sea algo tabú, llevarnos nuestra botella de vino si no ha sido terminada, cómo es muy frecuente en otros lugares y de sentido común.

No les quedaban bolsas para para este servicio, un pequeño detalle que para nada enturbia la magnífica opinión que merece este restaurante.

Totalmente recomendable en todos los sentidos

Hay que ser conscientes de que muchos restaurantes no pueden ofrecer esto por este precio.