No fue la mejor...mi primera vez en Starbucks café

Escucho a mucha gente su devoción por esta cadena de "cafeterías" en expansión y los cafés que ofrece, y sinceramente yo no lo he entendido.

Donde esta el café?

Hace unos días visite Madrid con la intención de perderme entre sus calles, su gastronomía, y seguir los pasos del antiguo Egipto, visitando el templo de Debod y la exposición en Alcobendas "Ramsés, Rey de Reyes".

Parece inevitable caer ante la persuasión de estás grandes marcas, sus grandes slogans y luces, así que decidimos ponernos a la cola, sí sí... gran número de personas esperando para recibir un servicio.

Cierto es que era domingo por la tarde, en el centro de la ciudad, y no era uno de sus locales más glamurosos de la cadena, pero el precio es el mismo.

Tras la barra, 20 cuellos de sirope amontonados, dónde a los empleados les cuesta encontrar los sabores.

El ritmo es frenético, los pedidos se apuntan por nombres en los vasos, causando confusión y desconcierto, manipulando el vaso con demasía a la altura del rostro.

En los 5 minutos aprox. qué duro mi experiencia de pedir un café, se sucedieron varios errores, pero después de tanto esperar...a quién le importa otro chorro de sirope más en el café por el mismo precio!?

Una sonrisa de "mea culpa" y seguro que cuela!

Entre el barullo se escucha a un camarero cobrando:
- Hoy tenemos una oferta especial a 3, 80€ la bolsa de café, desearía llevarse una señora?

Hola??? Me pasas la través club?
Alguna promoción de puntos para sartenes?

Llamadme raro, pero a mí sigue sin gustarme que me aborden por la calle para entrar en un restaurante, o que me intenten venderme un producto sin yo solicitarlo.

Tras superar los 10 metros en "u" que recorrían la tienda, llego mi turno:
Dos cafés casi 8€.

Pedí un café americano grande (mediano) con avellana (quizás no es la opción más atractiva) y un suplemento especial café Navidad, al final casi 4 €.

Sé lo que es un café americano, pero cuando vi mi "cachi" de café debajo del grifo entre la vajilla, llenarse hasta arriba con agua hirviendo que no pude tomar en 30 minutos, quedé un poco petrificado, y es que en mi casa me lo preparo con más cariño.

Y el tema de las bebidas calientes en recipientes de plástico?

Cómo apreciar la calidad del café de la que tanto presumen con un montón de nata y sirope?

Nos quejamos y nos parece caro un menú fin de semana de 25/30 € con verduras, pescados, vino, sin valorar la calidad del producto y la elaboración del mismo por profesionales, y aceptamos haciendo cola estos precios en un café?

Sinceramente, no me sorprende, y pongo de ejemplo las grandes cadenas de comida rápida, y es que porque todo el mundo lo haga, no quiere decir que sea bueno, o vulgarmente dicho, dónde va Vicente va la gente.

Con el respeto hacia sus maestros cafeteros y la filosofía de la que presumen, mi experiencia no ha sido positiva.

Un producto de alta calidad o gourmet, cobrado como tal, no se degusta en vaso de plástico en la calle.




Comentarios