La peña sagrada y Meson de Gargantua

En busca de la Peña sagrada.

Un paseo difícil en su final, pero que merece la pena y reconforta al encontrar un grabado rupestre con 2000 años de antigüedad, en un enclave cargado de historia.

Arrogante, mirando al sol, y protegida por una frondosa vegetación, que hace difícil el acceso hasta ella.

Dicen los libros, lugar de rituales y ofrendas a los dioses, por su especial ubicación y orientación.

Abandono el pueblo de learza y me dirijo a los Arcos donde descubrimos el restaurante Mesón de Gargantúa, con un comedor subterráneo, digno de las mejores fotos.

José Francisco, con sangre del Norte, regreso a su tierra tras 20 años en Sevilla, acompañado por Mónica para regentar este singular restaurante.

Su cocina es sencilla, con una fuerte influencia por los peregrinos, que demandan pizzas y arroces.

Yo os recomiendo el menú del día o fin de semana, que está elaborado con productos frescos por Mónica, con un precio de 10,5e y 25e respectivamente.

Se dice que todas las viviendas estaban conectadas subterraneamente al castillo ( dato no demostrado) o qué tenían bodega propia, como es el caso de Viana y muchos pueblos de La Rioja,  y este restaurante es un claro ejemplo de ello.

Por último visité la Casa de Cultura, donde está muy presente la baronesa Thyssen, bautizada con su propio nombre, ya que sus abuelos veraneaban en los arcos, y con la cual ha colaborado generosamente.

Aquí me contaron tres de las posibles teorías acerca de la procedencia de el nombre de "Los Arcos".

1-La destreza con el arco, que les hizo ser temidos y afamados en la batalla.

2-Los numerosos arcos en sus casas, monumentos y calles.

3-El origen del topónimo vascon "Curnonium", según escritos de historiadores romanos.

Un paseo emocionante!

Buen provecho/On egin




COLABORAN:

Pacharan Basarana
Lácteos Goshua
Restaurante Remigio Tudela
Chocolates Subiza
Manantial de Betelu
Goxua Zizur mayor
Jose Garcia Peluqueros
Proyectos Arena y Agua 
Clínica Olvido Anega




Comentarios