Mirador de Lazkua y Venta de Larrion

Nada mejor que adentrarse en la naturaleza y respirar bien profundo para buscar la paz, y no encontrar la cruda realidad.

Un paseo divertido para sentirte como una lagartija entre rocas. 
Fósiles marinos, mucha vegetación y un final de vértigo!

Nos vamos hasta el pueblo de Eraul, muy bien indicado carretera Estella-Urbasa NA-718 nada más entrar giramos a la izquierda, aparcamos y seguimos la pista.
Fácil acceso en apenas 30min. 
Templo de escaladores, paredes desplomadas y pasillos diminutos.
(Cuidado con los niños no dejar que avancen solos, muy peligroso)

Pero no se donde disfrute más, si en el paseo o en la comida.
Mi olfato me llevó hasta la Venta de Larrión, y fue una verdadera experiencia; ya les hubiera gustado a los de Comando actualidad.

Cristina, muy amable pero disciplinada en todo momento, me dio "inmunidad diplomática" para visitar tooooodo el restaurante.
Esperaba un menú normal y comer bien, dada su experiencia y buena fama, pero lo que no esperaba era divertirme.

Me encanto esa fusión entre la cocina tradicional y las últimas tendencias, mucho color y disposición en los platos.
Cama de queso de cabra y mango caramelizado para el pato, genial combinación...y la torrija de piquillos con kokotxas de merluza...gelatinosa...sensación de... se detiene el tiempo, estoy disfrutando, que agusto, no necesito más para ser feliz, un traguito más de vino.

El vino blanco Viña del sopie, lo he probado en otras ocasiones y para mi gusto no estuvo a la altura de esta comida, la D.O. Rueda le pesa demasiado.

Qué decir del postre, migas de chocolate con crema mascarpone, gominolas de mango y frambuesa, y helado de café!
Goloso, colorido y muy cómodo de comer, ya que son muchos ingredientes pero en una presentacion facil.

No os perdáis el jardín, la zona chill out y las vistas de este restaurante, un lujo para bodas o eventos, pudiendo prolongar cualquier comida o cena en sus terrazas.

Un señor estaba comiendo a escasos metros de mi mesa, y decidí hacer algo poco común:

-Puedo acompañarle en la comida, señor?

-Claro, no veo el problema! pero no quiero fotos ni entrevistas (contestó con carácter gruñón al ver mi cámara y confundirme con un periodista)

Acerque mi copa y comenzó una entrañable conversación entre dos desconocidos.

Guipuzcoano de palabras tranquilas, amaneradas por la edad, que conocía Navarra mejor que yo.
En un principio pidió Ochoa, pero en su defecto paso a Inurrieta 400.
Al tomar su vino me fije que estaba casado y pregunte porque estaba solo:
-Prefiero comer solo, mi mujer se pone muy pesada con lo de la sal y las grasas jajaja(risas) 
-Las modas son peligrosas, ahora todo el mundo quiere viajar, y no conoce su jardín.
-yo soy vasco y no presumo de ello. Hablo Euskera y respeto a los demás. No soporto que uno de Caceres que vive en el País Vasco, diga que no es Extremeño ni Español, entonces que cojones es? Alemán?
- Me gustan los toros, en Azpeitia gobierna Bildu y no hay dios que los quite!
Y todo esto mientras mantenía otra conversación en Euskera con la mesa de al lado.

( los que estéis pensando dejar algún comentario político al respecto, no lo hagáis por favor, no es necesario, solo es algo gracioso que se trató con humor y respeto)

Ha sido una experiencia de montaña y gastronómica de lo más interesante, que os recomiendo visitar.
PREGUNTAS FRECUENTES:
-Cuidado con los niños en la ruta
-Silletas no
En Venta de Larrion...
-Fácil aparcamiento
-Parque para niños
-Txiki park interior
-Por encargo hay menús adaptados a personas alérgicas, celíacas, vegetarianas...
-Accesible minusválidos

Gracias a Cristina y todo su equipo por la hospitalidad y profesionalidad.

Disfrutad del video, si teneis una buena conexión a internet podeis subir la calidad hasta 1040p en HD.
Amaral "500 vidas"



Ctra de Urbasa, 8, 31290 Larrión, Navarra
Teléfono:948 54 04 59



























Comentarios