Fernández de Arcaya

"Fue un acto íntimo y con poca luz.
En una bodega, entre las velas, yo los vi.
La poesía sedujo al vino"

Estas cosas son de esas que no se pueden comprar.
Una cata entre amigos con la participación del escritor y poeta Javier Asiain, y toda la sabiduría de Miguel Fernández de Arcaya.

Sillas en circulo, copas en la mano, pensamientos en la calle, maquillaje gótico, aromas en el aire, ojos cerrados, poesía en la cara, pero no una poesía cualquiera, divertida, arrogante.

La comida, de catering...(nada más que añadir)
Lo mejor es que me senté al lado de Miguel, y las historias que me pudo contar sobre el vino no tienen desperdicio; creedme...no sabemos nada!

Pero alguien en la sala pretendía llamar mi atención, espero su momento y cuando nadie se percató...Muuuuak! me besó!

Se llamaba Alate, y era el segundo vino de la cata.
Un vino Kosher, pensado para clientes Judíos, algo mucho más controlado y puro que el ecológico, por el tema religioso, con una estricta supervisión en todo su proceso.
Vino joven, afrutado, con mucho color y con tanto carácter que lo podrías confundir con un crianza.

Quizás la bodega no sea muy espectacular, pero tienen mucha calided humana.
Bodegas Fernández de Arcaya Unos vinos y una experiencia nada comercial.

(No me pareció correcto documentar más el acto,  porque fue muy personal y quise disfrutarlo)

P.D. Espero volver a verte Alate!


La Serna 31, Los Arcos - Navarra - España






















Comentarios