Katuzarra...

San Nicolás, 34-36  Pamplona - Navarra 
948224634 

Ansiadas, adoradas, merecidas, anheladas...necesarias.
Las vacaciones permiten reducir el estrés y otras patologías derivadas de las obligaciones, ayudan a mejorar la productividad durante el resto del año, y fomentan el crecimiento económico a partir del turismo.
Las primeras vacaciones pagadas fueron logradas en Francia el 7 de junio de 1936.
Pero, a caso se detiene alguien siquiera un instante para pensar en lo afortunados que somos por haber nacido en este momento?

No cometas el error de concentrar toda la ilusión en estos pocos días, guarda algo para el resto del año.
Felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace.

Una noche espectacular, cuatro amigos y buena conversación.
Tinto, rosado, blanco y cerveza...sería más fácil pedir lo mismo pero, qué bonita y enriquecedora es la pluralidad!

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis katuzarra, digno de ver.
Un concepto diferente de asador, desvinculándose por completo de sus "hermanos" Mandarra y Txirrintxa.
Espacioso, con carnes y brasas a la vista, donde puedes supervisar tu chuleta o pescado.

Se presentía un servicio lento con el comedor rebosante, pero la reacción fue ágil.
Buena acogida para la txistorra con patatas de aperitivo, mientras nos "peleabamos" con Inurrieta y Ramon bilbao.
Parece que a todos nos "cansa" que Inurrieta siempre tenga algo más que decir.
Ensaladas con detalle, el tomate pelado. El pulpo a la brasa lo pedimos como entrante, en su punto, muy sabroso. Fui agraciado con el pimiento que picaba, no me importo, lo disfrute.
Pero el aplauso del público se lo llevó la carne; sí... estaba tierna, poco hecha por dentro y bien marcada por fuera, pero tenía lo primordial, SABOR!

Postres tamaño asador, y sin ese antipático gustillo a sirope comercial, que estropea una buena tarta, que desconozco si también lo es, pero si es así, me pareció de mejor calidad.

Reseñar la cerveza de barril "Ambar" que podemos encontrar en Katuzarra y Mandarra.
Cada trago deja una marca de cremosa espuma en el vaso, que dice mucho.
Poco conocida, pero muy interesante.

Simpatía, sonrisas y atención, marca de la casa.
Agradecer a Devora su amabilidad y consideración, que no pudieron frenar nuestro reproche al exceso de luz en el comedor.

"las vacaciones son no tener nada que hacer, y todo el día para hacerlo"








































Comentarios