La mar salada...Pamplona.

"Conducir en viernes, con la ventanilla bajada, entre campos amarillos de colza, gritando tu canción favorita... no tiene precio"

Siempre he escuchado buenas palabras de este restaurante, y no dudaba de que estarían en lo cierto.
Una comida palpitante, con un trato muy profesional y divertido por que no!

La buena compañía ayuda mucho, y si coincides con "Leiva" de pereza, todavía lo hace mas interesante. Actuó en Zentral, y tuvieron buenas palabras para el desde el restaurante, yo aproveche la coyuntura y le robe una foto. Muy majete, dentro siempre de su papel apático y desenfadado.


Tablas de madera, ali olí, aceitunas "machadas", y un buen pan, el mejor picoteo!
Cubitera para el vino,
vajilla limpia para cada plato,
mesas inmensas,
luces colgantes,
ambiente sureño,
casi una camarera por mesa,
y tatuajes y peinados descarados...me gusta!

Una gran carta, que te deja con ganas de mas!
Bacalao frito con cebolla y tiramisu en vaso, cautivaron mi atención.

Servicios singulares, con cuerdas por manillas, y grifos que hacen pensar.
"La mar" para ella. "El mar" para el.

Menú del dia 22e, menú "zarautz" 30e, degustación 38e...un nivel mas en calidad y precio, recompensado en el servicio.

"Mejor reírse, es lo mas serio" 
 Pereza ( matar al cartero)  























Comentarios